Funes Ahora
Escuchá la redio online

Quieren que renuncie, pero Sampaoli resiste

Tapia y Angelici, los dos hombres con poder en la AFA, ya tienen la decisión tomada de pedirle al Zurdo que tenga un gesto de grandeza y acuerde en buenos términos la rescisión del contrato tras la eliminación mundialista. El técnico casildense quiere seguir adelante con el proyecto.

Deportes | 02/07/18

 
 

Jorge Sampaoli llegó a Rusia como técnico de la selección argentina y se irá prácticamente despedido de su cargo. El Zurdo estará sometido a un mecanismo de desgaste bastante parecido al que sufrió Edgardo Bauza cuando ya tenían decidido que no sea más el DT. En ese sentido, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, activará la misma maquinaria para que Sampaoli se canse y comprenda que tras la eliminación lo mejor es acordar una desvinculación y que deje de ser el entrenador de Argentina. Ayer hubo una charla en muy buenos términos entre Tapia y Sampaoli en la concentración de Bronnitsy, pero el dirigente no le pidió enfáticamente la renuncia. Lo que sí acordaron es dejar que pasen los días, visualizar cómo empieza a decantar la angustia por este adiós prematuro de Rusia y reunirse ya más tranquilos en Buenos Aires para tomar una decisión final.

De este cónclave también participará Daniel Angelici, quien ahora se encuentra en Moscú. El presidente de Boca, una de las personas con las que Sampaoli más dialoga, también seguiría la huella de Chiqui Tapia y buscará que el Zurdo revierta la determinación de querer continuar en el cargo. En este escenario tan negativo para él, lo que puede decirse que le juega a favor es que el presidente de la AFA no tiene en la manga al nombre de su sucesor.

El que más le gusta es Diego Simeone, pero el Cholo difícilmente acepte conducir a algunos de estos jugadores, especialmente a Messi si es que decide continuar, luego de que se viralizara en plena disputa del Mundial un audio en el que cuestionaba al grupo haciendo foco en el rosarino.

Sampaoli siente y quiere tener otra oportunidad. Por algo cuando decidió rescindir su vínculo con Sevilla, le pidió a Tapia firmar un contrato que se extienda más allá de la participación de la selección en Rusia 2018.

Tapia está convencido

Pero desde ese momento a estos días ocurrieron más episodios desafortunados que una eliminación en octavos de final. Tapia convivió con el plantel durante la estadía en Rusia y observó in situ que el grupo ya mira de reojo a Sampaoli. Que el mensaje que antes era seductor ahora perdió sustento y credibilidad. Por eso Tapia está convencido de que el Zurdo no debe seguir. Siente que nunca recuperará el manejo del plantel y sin eso el ciclo está condenado a coleccionar más fracasos. Es verdad que muchos de estos jugadores históricos ya no estarán, pero aún no se sabe qué hará Messi.

En los últimos tiempos se desgastó mucho la relación entre el astro rosarino y el Zurdo y Tapia en esa compulsa se ubica del lado del jugador. De hecho, el día en que se sacaron los trapitos al sol en la reunión que mantuvieron tras la derrota ante Croacia, el presidente de la AFA fue muy crítico para con los métodos y las estrategias elegidas por Sampaoli y siempre se puso del lado de los jugadores.

Hasta Qatar 2022

A todo esto, cada vez que a Sampaoli le proponen renunciar contesta que él vino a la selección a desarrollar un proyecto hasta Qatar 2022. El paso de las horas no atenuó la amargura, pero sí le posibilitó al entrenador ir un poco más allá, cambiar la perspectiva y no reducir todo al facilismo de decir que Argentina hizo todo mal porque se quedó afuera ante Francia en octavos. Por eso tiene ganas de continuar, de conformar una selección a su imagen y semejanza y no sólo del gusto del grupo de los históricos.

Además, ya sabe que no tendrá tantos condicionamientos y tampoco estará tan atado a sus decisiones porque se viene una gran depuración en el plantel. Por lo pronto, Mascherano y Biglia ya blanquearon que el partido contra Francia fue el último con la camiseta de la selección argentina.

La tan esperada renovación es lo que motoriza al Zurdo a buscar una revancha. Pero ese deseo chocará con la realidad que le harán saber Tapia y Angelici cuando lo empujen a dejar el cargo.

"Después de lo que fue la eliminación contra Francia y todas las cosas que pasaron en la concentración en Bronnitsy, necesitamos cambiar de aire", coincide la mayoría de los dirigentes de la AFA.

La desilusión que se llevaron con Sampaoli es tan notoria que si en algo se pusieron de acuerdo es que no tiene plafón para continuar. Le cuestionan la falta de capacidad para armar un buen equipo y no saber pararlo competitivo en el Mundial. La pérdida de autoridad y el control del grupo, sumado a algunas desprolijidades que no vienen al caso mencionar, también fueron motivos para recortarle el crédito. Ni hablar del termómetro popular que ya lo sentenció con cánticos destituyentes en las tribunas luego de la goleada sufrida contra Croacia.

En el medio de este tira y afloje para que Sampaoli se vaya solito, también existe una traba económica imposible de soslayar. Es un obstáculo difícil de sortear porque se está hablando de cifras millonarias. La cláusula de rescisión de todo el cuerpo técnico sería de 20 millones de dólares, suma que bajará si se aplica luego de la participación de Argentina en la Copa América 2019 en Brasil.

Algunos directivos, que son los menos y tiene menos poder de decisión, no ven como una locura dejarlo un año más, hasta el final de la Copa América y después sí tomar una determinación. Pero Tapia y Angelici, los que tomarán la decisión, quieren que se vaya.

"Le dimos todo lo que nos pidió. Con comodidades que ningún otro técnico tuvo en la selección y la verdad es que jugamos siempre mal", resumió otra voz anónima pero con mucho peso.

Una charla con Messi

Según averiguó Ovación, desde el entorno del DT, Sampaoli tuvo una charla con Messi y la despedida fue en términos coherentes y que lo único que realmente desean es el bien de la selección argentina.

Aunque no sólo Sampaoli se está jugando el pellejo, la conducción de Tapia también quedó debilitada luego del derrumbe en el Mundial. El Zurdo es el primer entrenador que elige la gestión de Chiqui y se la está poniendo de sombrero. Igual, el presidente de la AFA no quiere cometer el error de arrasar con todo lo que tiene a la vista y también interrumpir con la ida de Sampa el proyecto que recién arranca en los juveniles. El año que viene, entre el 20 de mayo y el 11 de junio, se jugará el Mundial Sub 20 en Corea y Sebastián Beccacece junto a Nicolás Diez deberían estar al frente del equipo.

Habrá que ver también qué pasa con ellos si el DT es despedido. Tampoco se puede desarmar de un día para el otro la estructura de juveniles porque del 28 de julio al 8 de agosto se desarrollará el torneo Sub 20 de L'Alcúdia en Valencia.

Volver a los tiempos en que las divisiones menores estaban a la intemperie no parece el camino indicado. Las rispideces que surgieron en la convivencia en Bronnitsy entre Sampaoli y Beccacece también ponen de manifiesto que el ciclo sufre filtraciones y cortocircuitos que no hacen más que confirmar lo mal que se hicieron las cosas. Igual, Chiqui no quiere desarmar lo que cree que dará sus frutos, aunque tampoco se inmolará con alguna decisión tomada en solitario. En la selección mayor tiene otro margen de maniobra porque, a excepción de los amistosos en octubre por la fecha Fifa, recién deberá tener a un técnico para la Copa América en Brasil 2019, del 14 de junio al 7 de julio. Para ese tiempo difícilmente Sampaoli esté al frente del equipo. Sus últimas horas como técnico de la selección parecen haberse consumido en la eliminación a manos de Francia.

La Capital

 

 
 
 

VIDEOS


Liliana Guzman entrega de premio a "Te estoy buscando"

Municipalidad de Roldan

Sitio oficial del Municipio de Roldan

 

Fm Roldan Total

Emisora de Fm de la vecina localidad de Roldan

 

Fm Diez Funes

Emisora de Fm integrada al grupo Mas Voces SRL

 

Aeropuerto Internacional Rosario

Información arribos y partidas de vuelos

 

Municipalidad de Funes

Sitio oficial del Municipio de Funes

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti